¿Se acuerdan de la canción ‘Resistiré’ del Dúo Dinámico, con letra adaptada al confinamiento, que nos enviábamos allá, por primavera? Nos producía calorcito emocional y nos cohesionaba como grupo que intentaba superar el malestar del encierro y el miedo a la enfermedad. Durante meses, a través de las redes sociales, los más creativos imaginaban todo tipo de mensajes y formatos para alegrarnos el corazón. A la vez, aprendimos a realizar vídeollamadas por plataformas que ni siquiera sabíamos que existían. Así nos sentíamos más cerca, formando una unidad de convivencia y de relación a través de las pantallas. Estábamos más juntos y menos solos. Ahora, la segunda ola de este maremoto mundial está llegando y amenaza con envolvernos. Nuevamente nos entra la desazón, y esta vez nos pilla agotados. Si sus amigos continúan enviándoles whatsapps con unos “buenos días” cada mañana y un pingüino que baila merengue, considérense afortunados y hagan lo propio con un tango o un rock and roll. Una canción, una sonrisa. Para nuestro bienestar emocional, necesitamos comunicarnos en positivo.

Se publican páginas enteras en los periódicos con las restricciones para luchar contra la pandemia; o sea, lo que no debemos hacer. Está bien que los gobiernos lo hagan; es imprescindible. Pero, ¿por qué no nos aconsejan también lo que sí que podemos hacer? Para mantener nuestra salud mental, necesitamos el contacto social y los afectos. Complementando la campaña Cap Fred de la Generalitat (que las abuelas no besen a sus nietos, que los amigos no se abracen, etc.), ¿se imaginan la campaña Cor Calent? Que nos propongan: cuando te sientas solo, llama a tus amigos. Toma un aperitivo a través de la pantalla con tus amigas. Cuéntale un cuento por vídeollamada a tu nieto. Ríete. Comparte el fórum con tus amistades después de visionar la misma película. Escucha tu música preferida. Baila en el comedor. Camina al lado del mar y piensa que tienes vida y ese es el mayor tesoro.

Foto: Oliver Douliery | AFP | El Periódico de Catalunya.

Article publicat originàriament a El Periódico de Catalunya, el 3 de novembre de 2020.

Aquest web, com pràcticament tots, utilitza galetes (cookies) per millorar l'experiència de l'usuari. Si continues navegant, entenem que hi estàs d'acord. Vull llegir més informació

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close